Audio Publicado en: http://www.ccma.cat/catradio/alacarta/cabaret-electric/ramon-boldu-ens-porta-el-seu-nou-comic-el-arte-de-criar-malvas/audio/294967/
Título: Ramón Boldú ens porta el seu nou còmic "El arte de criar malvas" (en castellano: Ramón Boldú nos trae su nuevo cómic "El arte de criar malvas")
Fecha: 17, noviembre, 2008
Entrevista: Daniel Fernández (Daniel Ausente) en directo desde "Cabaret Eléctric" (en catalán)

 

11 de noviembre, 2008
Crónica publicada en EL PAÍS.
Por Ignacio Vidal-Folch

Se querellaría contra sí mismo

Se querellaría contra sí mismo

Ayer fui a la presentación del álbum El arte de criar malvas, que después de Memorias de segunda mano y de Bohemio pero abstemio constituye el tercer tomo de la autobiografía, hilarante, pero también, si se lee entre líneas, desgarrada, de Ramón Boldú.

El acontecimiento era en la FNAC de la plaza de Catalunya, pero no en el auditorio de la planta baja, donde se estaba celebrando un concierto de la banda roquera Mishima, que tenía la sala abarrotada y gente fuera pugnando por entrar, sino en la segunda planta. En un pasillo.

El público sumaba dos docenas de personas. Por todo asiento se había dispuesto frente a la mesita donde el autor iba a responder a las preguntas del público un puf que ya estaba ocupado por tres señores de avanzada edad, uno de los cuales se durmió nada más empezar el acto y siguió plácidamente dormido mientras duró. Mientras el presentador -Ramón de España- dialogaba con Boldú con bastante gracia y desenvoltura, la clientela ajena al asunto iba pasando entre ellos y el público.
Había poca gente, pero bien mirado ¿qué importa? Para multitudes ya están los desfiles y los estadios.

Boldú es un fenómeno sin par. Un narrador de inmenso talento y pudor muy escaso. Escaso, pero no inexistente, pues hojeando el libro de su vida y repasando las barbaridades que cuenta allí de los demás y de sí mismo, le oí exclamar: ¡Me metería una querella a mí mismo!".

Todavía no se ha querellado contra sí mismo, pero en su lugar ya lo hicieron ocho enfermeras de la Quirón, un consejero de la Generalitat, parientes, amigos y conocidos y algunas personas más, hasta total 20 querellas. Anduvo algún tiempo en busca y captura, pero parece que ya está en paz con la justicia.
La culpa de tanto pleito la tiene su pasión dominante, que no es el humor, ni la narrativa, ni el soporte del cómic, sino la sinceridad.
El resultado… Como dice Santiago Segura en el prólogo, "¡los espejos deformantes de Valle-Inclán son menos crueles!".

La mirada de Boldú es tan cruel consigo mismo como con los demás. Así en este álbum, que sigue cronológicamente las aventuras de los otros dos, nos explica cómo tras ser expulsado del hogar por su segunda o tercera esposa, arruinado, sin editor, sin trabajo y bien entrado ya en la cincuentena, no le quedó otro recurso que volverse a vivir con papá y mamá… aportando al hogar paterno su hijo adolescente y su perro.
Mientras tanto, seguía procurando encontrar el amor de su vida en los chats de saldo y de parejas que quieren llevar a la práctica fantasías triangulares…
Es legítimo sospechar que este hombre se mete en algunos líos para luego tener algo fuerte que contar.
Tanto en el cómic americano como en el europeo, lo mejor que se hace hoy en día está en el género autobiográfico. Eso es notorio y evidente. Pero creo que no hay en el mundo otro narrador que encuentre tan divertidas sus propias desventuras, que tenga tan poca piedad consigo mismo y con los demás, y tanta lucidez, y a la vez lo cuente desde el optimismo, desde el humor.

Claro que de vez en cuando debajo de la sonrisa asoma una mueca patética, trágica.
El acto fue una buena ocasión para felicitar a Laureano Domínguez, el editor de Astiberri, por tres motivos: por respaldar al gran Boldú, por editar con esa pulcritud intachable y por haber vivido (después de aprender el oficio en Ediciones Z y en otras casas barcelonesas) unos años al lado de las Merindades, comarca hechizada del norte de Burgos, con sus vestigios románicos y sus aldeas perdidas en las praderas sonámbulas.
Para dentro de unos meses nos anunció una reedición corregida y depurada de los dos primeros volúmenes de la autobiografía de Boldú, joyas absolutas de la literatura confesional.

 

Extracto de:
http://blog.guiadelcomic.es/2008/10/el-arte-de-criar-malvas-de-ramn-bold.html

Fecha: Octubre 2008

Formalmente, El arte de criar malvas incluye un cómic dentro del cómic, lo que no deja de ser una curiosidad. Así, la historieta Hasta que la muerte nos separe que Boldú comenta en el cómic que está dibujando e intentando que le publiquen, aparece reproducida dentro del cómic en algunas ocasiones (en blanco y negro, diferenciándola físicamente del resto de historieta) y cumpliendo un doble objetivo de ser un elemento más de la historia (en un momento concreto, vemos como un personaje lee el cómic, y se escandaliza al verse reflejado) y una forma de explicar a los lectores la causa del final de su matrimonio. En el cómic, además de las peripecias en el presente de Boldú, el autor recurre constantemente a flashbacks para relatar anécdotas pasadas, con la excusa de que él mismo las explica a otros personajes con los que se encuentra en el cómic.

 

Comentarios de:
http://blog.guiadelcomic.es/2008/10/el-arte-de-criar-malvas-de-ramn-bold.html
Fecha: Octubre 2008

Anónimo dijo...
Joder, vaya un capullo que es este Boldú... Eso de que lo que cuenta sus paridas en serio y es la gente la que luego "inexplicablemente" se lo toma a risa... queda muy a lo Kafka (de hecho se decía lo contrario, que se partía el culo leyéndole a sus colegas partes de El proceso, etc...) pero, en su caso, no hay quien se lo trague...
Qué
Pepo dijo...
Estaría bien firmar este tipo de comentarios.

Anónimo dijo...
Al igual ha sido el propio Boldú, por echarse unas risas... (no creo, pero bueno).

Bueno, a lo que iba: señores, no sé cómo es este tercer volumen autobiográfico del Boldú. Pero sí sé una cosa, los 2 anteriores... consíganlos como sea!! Maten al tío de al lado si se ha hecho con el último ejemplar de la librería. No se queden sin ellos. Arrepiéntanse ahora ya de no ir a buscarlos esta misma tarde.
Son descojonantes.

En serio, no se queden sin ellos si aún quedaran algunos ejemplares por ahí.

Papá Kurdy
Anónimo dijo...
Pues lo que es yo, estoy de acuerdo con Boldú...

Esta profesión se lleva tanto tiempo, que el que vaya a por la página espectacular no pisa la calle, y el que pisa la calle, y quiere hablar de ello, sintetiza su estilo al máximo para no atarse al tablero. Hay que estar en este curro para darse cuenta, pero es así. De ahí que la gran mayoría de las historietas de 'forma' realista sean unas inmensas fantasias escapistas (o pajeras, con perdón).

Anónimo dijo...
(y los otros tomos de su autobiografía eran muy divertidos, caray. Yo cada vez que veo a ese ser llamado Julian Lago me da la risilla floja...)

(javi)

 

14 de julio, 2008
ll SEMANA NEGRA, GIJÓN 2008
por Borja Crespo

Cita de similares características de las que se celebran en todo el territorio español. Una de las razones es el increíble número de autores invitados que reúne de todos los ámbitos. En el terreno del cómic no podía ser menos y ha juntado a un gran plantel de autores de ayer y hoy.
Uno de los grandes aciertos de la elección de estos autores fue sin duda Ramón Boldú, uno de los mejores autores autobiográficos del país, humorista brutal y que, como muchas veces se dice, si hubiera nacido en EEUU o en Francia, ahora todo el mundo estaría escribiendo ensayos sobre él. La buena noticia: tiene obra nueva que aparecerá en breve.