Comics autobiográficos españoles: Gimenez, Boldú, y?...
¿Qué autores podemos inserir en este género?

De Carlos Giménez no creo que haga falta mucha presentación.
Las series de Paracuellos y Barrio son algo impresionante para captar esa España de los años 50 en la que el niño/adolescente Carlos Giménez es más bién un "receptor de acción" (que diría Spiff) alrededor del cual pasan cosas. Giménez tiene voluntad de trascender como autor y que mejor manera que poniéndose él mismo en el centro de la acción y aportando su visión subjetiva (¡divina subjetividad!).
Ramón Boldú está en el extremo contrario. Dibujante por debajo de mediocre, políticamente nulo por contraposición al militante comunista Giménez, sus dos álbumes autobiográficos son sin embargo una deliciosa cafrada y ajuste de cuentas sanguinario con familia/amigos/empleadores. Después de leerla te dan ganas de pillar a Robert Crumb por las solapas y después de menearlo decirle "haz el favor de contar historias de gente y deja de hacerte pajas mentales!".
Digamos que las "Memorias de un hombre de segunda mano" de Ramón Boldú (su segundo álbum) vendría a ser como el Odio de Peter Bagge en la Barcelona de los setenta subido de vueltas y en plan autobiografía de Apestoso que trabaja de director de arte de una revista cerda (Boldú lo fue del Lib).

Domenex
FOROSMIX, Abril 2004


Digan 20 nombres de los más importantes autores del tebeo mundial de los últimos 25 años.
¿Les valdrían Muñoz, Beto Hernández, Bagge, Veyron, Crumb, Tatsumi, Otomo, Mattotti, Willem, Mattioli, Magnus, Schultheiss, Shelton, Spiegelman, Sacco, Swarte, Loustal, Varenne, Solano López, Cadelo y König?
¿Del tebeo nacional les valdrían Gallardo, Max, Nazario, Torres, Martí, Pons, Sento, Mariscal, Cifré, Das Pastoras, Mauro, Álvarez Rabo, Boldú y Jaime Martín?
Esto fue el pasado y el presente del Víbora. El futuro lo escribirás tú.

El editor breve
www.lacarceldepapel.com
Febrero 2004


Lo que me tiene un poco mosqueao es que estoy descubriendo que el slice of life francés no me gustaba salvo David B (que tiene lo que me atrae en estos casos, magia y un mundo particular, hermoso y extraño)… cosa que me está dando un poco de sentimiento de culpabilidad y de inferioridad intelectual bastante importante, porque la mayoría del slice americano sí que me gustaba en general (con alguna excepción que otra). ¿A vosotros que os parece, preferís el slice of life francés o el américano?. ¿O el español?, porque había unas historietas de Boldú en el Víbora contando su vida que eran geniales y eran slice of life antes de que se popularizara el término de marras.

Alfonso García (Fonz)
Foros.cyberdark.net
Febrero 2004