Publicada en : http://www.companiaperfecta.com/entrevista-a-ramon-boldu- un-pedazo-de-historia-viva
Fecha: Octubre 2008
Circunstancias: faltaba un mes para la salida de mi libro "El arte de criar malvas"
Titular: “Entrevista a Ramón Boldú: Un pedazo de historia viva”

 

Para ver el contenido con ilustraciones incluidas ir a la web que indico arriba.

UN PEDAZO DE HISTORIA VIVA
Ya has dado con la entrevista a Ramón Boldú, esperamos que os guste y que responda a todas las preguntas que teníais (si las teníais) sobre este autor.

 
Dibujando cómics, ¿se vive o se sobrevive?

Se vive, se sobrevive…, de todo un poco.
Uno dibuja cómics al tiempo que le ocurren más y más cosas como cualquier hijo de vecino, unas mejores otras peores…; o sea, yo mismo (por poner un ejemplo al azar) cuando dibujo mis cómics sobre cosas que me han ocurrido hace unos años, al mismo tiempo me están ocurriendo cosas que pienso: "¡joder!, esto de ahora es mucho mejor para contar"; pero lo dejo para un futuro cómic, para no liar a los lectores, y para no mezclar historias. 

Entonces, esto del cómic, da para vivir?

Pues no es lo usual, a excepción de casos como el Hergé con su Tintín, el de Hugo Pratt con su Corto Maltés, etc,… o ahora con todos esos japoneses que se dedican al manga, pero a ellos les ocurre al revés, ganan pasta pero no les queda tiempo para vivir la vida, todo el día atados a la mesa de dibujo,… Como no viven les queda poco que contar de la vida real, por eso se inventan todas esa histórias de bolas con poderes y otras alucinaciones por el estilo.
 
¿Algún consejo sabio para todo aquel que ha querido iniciarse en esto de la publicación de comics pero nunca se ha atrevido?

Un consejo sabio no te lo puedo dar por propia limitación, sólo tienes que ver como me ha ido, toda una vida de ahorro y aún no tengo ni para la entrada del Lotus deportivo que me tiene loco; pero si que te puedo dar mi opinión a secas: Yo mismo soy una muestra de que cualquiera que no haya hecho nada importante en la vida, importante como salvar el mundo, o inventado una supervacuna, o… etc., puede también contar sus cosas. O sea, cualquier gilipollas puede contar sus cosas. Yo por ejemplo intento contar mis gilipolladas en serio (y las gilipolladas de los que me rodean) y las cuento en serio, pero la gente se ríe, aunque no sea esta mi intención.
Y referente a lo que me has preguntado de atreverse y tal… El cómic es para chicos dispuestos a ir a por todas, nada de cuatro mariconadas de viñetas para que su mamaita pueda enseñarlas, con orgullo, en las reuniones familiares. El cómic es una forma de vida, una forma de creer, de revelarse, de ir a contracorriente, de comunicarse. Si no te atreves, pues no lo hagas, el cómic es solo para los que se atreven, y estén dispuesto incluso a pasar hambre…, je, je…
 
¿Tienes un blog o página web? o dicho de otra manera, ¿nos estás haciendo la competencia?

No tengo blog, ni página web. El tuyo, este blog, me parece fantástico. Me gustaría tener todo eso, como todo dibujante que se precie; es normal.
No se a tí, pero a mí me ocurre, por lo general, que me gusta tener las cosas que no tengo, pero me da pereza quemar energías para llegar a tenerlo y luego, encima, dedicarme a ello.

Tu obra es esencialmente el relato de los sucesos en tu vida.
¿Escribir autobiografías y plasmarlas en cómic tiene alguna función terapéutica para ti?

Es acojonante lo que significa adentrarte en tus recuerdos y plasmarlos con dibujos en un cómic. No lo supe hasta por allá en 1989 o 1990. Antes había hecho sólo cosas de humor de una página para El Jueves, y también hice durante … ¡uf!, siete años aproximadamente, cada semana, unas historietas de cuatro viñetas para la contraportada de la revista Lib, aquella ancestral revista del destape español (fue la cuarta revista en ventas de España, en su época, por detrás de Pronto, e Interviu). ¡Ja!, era la cuarta de ventas en España y nadie se atrevía a decir que la compraba, imaginaos como éramos los españoles. Las historietas se llamaban "Los Sexcéntricos". Normalmente las ideas se me ocurrían según lo que me pasaba cada semana en mi matrimonio, etc.

Y después de eso ya comenzaste con tus cómics autobiográficos, ¿no es así?

Bueno, después de Los Sexcéntricos, allá por el 1988, creé un personaje para la revista El Víbora que se llamaba Mario Gamma "El Griego". Aquello sí que era un dibujo currado. Iba de un tío que disfrutaba de las aventuras junto a su moto, era mas bien un jeta, en lo mas profundo del ser algo parecido a mí. Bueno, era una caricatura de mí, mi Alter ego. Allí escribía cosas y dibujaba ya cosas que me habían pasado, pero exageradas y tal. Al cabo de un par de años con estas historietas, pensé que … ¿Por qué no contar mi realidad?, al fin y al cabo, lo que me había pasado en la vida era bastante sórdido y mas bien para contarlo en cómic que no en una autobiografía escrita, en plan serio; o sea, yo al menos lo veo así, aunque hay quien dice, al leer mis autobiografías, que nota que en el fondo es un drama (no quiero profundizar más en ello o me pondré a llorar).
Yo, lo de Mario Gamma, lo dibujaba en páginas grandes, a color y en acrílico, con pinceles todo. Una currada, cada página me llevaba una semana (sin contar el tiempo del guión).
Cuando decidí ponerme a contar mi vida, me di cuenta que tenía tantas cosas que contar que si necesitaba una semana para cada página, llegaría al final de mi vida (contando que me muriese a los 98) sin tiempo de haber contado ni una cuarta parte de lo que era interesante de contar. Así que decidí contarlo en plan dibujo rápido, porque lo que me interesaba era poder contar muchas cosas. Ni siquiera planificaba las páginas, sin bocetos, por eso al final de las páginas, por lo general es donde cada vez las viñetas son mas pequeñas para que me cupiese todo. Fui a tajo, impulsivamente, a lo bestia, como si le hablase a alguien. Y así salió todo de fresco. Y comencé, en este plan, a contar mis historias en El Víbora, por capítulos, luego se reunieron todas en "Bohemio pero abstemio" (La Cúpula) y "Memorias de un hombre de segunda mano" (Glenat). 

¿Entonces, a tí te sirve psicológicamente el contar tu vida?

¡Y tanto!, por un lado, como yo cuento cosas que he vivido hace algunos años, la distancia me hace meditar sobre mí mismo, es como si me viera a mi mismo desde el exterior. Y yo mismo me cachondeo de mi mismo (primero de mí y luego de los demás, que también hay tema para ello, pero primero siempre de mí, a veces incluso pienso que yo mismo podría ponerme una querella por contar esas cosas que cuento de mí). Lo que se me haría mas difícil sería contar mi vida en plan diario íntimo, el día a día actual, me faltaría perspectiva, que te la da la lejanía en el tiempo, creo que escribiría un tostón sentimentaloide. O quizá no tanto, no se, la verdad es que me lo tomo todo bastante bien, ocurra lo que me ocurra, me lo tomo bastante bien, sí…
 
Cuando nos creíamos al amparo de la libertad de expresión, van y secuestran una edición de El Jueves. ¿Has tenido alguna vez un problema con la censura?

Bueno, yo he vivido una época en la que ya estaba acostumbrado a la censura. He tenido más de veinte juicios por tonterías, que si atentar contra las buenas costumbres, que si querellas de gente que dicen que se reconocen en mis cómics… Un asesor de la Generalitat de Catalunya, me puso una querella hace años, de muchos millones (bueno, fueron sólo cuatro, pero para mi cuatro millones (24.000 euros) ha sido siempre una cantidad exorbitante), porque dijo que aquel personaje que salía en mi cómic era él, y yo le había incluso cambiado de nombre. Salió la noticia de la querella en los periódicos, y debido a eso se enteró todo dios de lo que hizo, su historia, como puteaba a sus empleados, su relación conmigo, etc… A las pocas semanas retiró la querella, para poner tierra sobre su pasado.
También me acuerdo que otra vez se querellaron ocho enfermeras de la Clínica Quirón (aquellas me pedían ¡veinte millones!, es normal eran más a repartir), pero ocurrió que, como que yo trabajo en eso del cómic, naturalmente me declaré insolvente. Eso es lo mejor de dedicarse al cómic, que eres insolvente y puedes decir lo que quieras, sin tabúes.
Referente a los de El Jueves lo tienen mas jodido, creo que les pagan bastante por sus historietas, o sea, lo de insolventes lo tiene bastante mas jodido.
 
¿Posees ese único ejemplar de El Jueves?

No, no tengo El Jueves ese de la censura.
Hace mas de veinticinco años que no dibujo para El jueves; y no tienen el detalle de enviármelo gratis a casa por los viejos tiempos. El Jueves es más en plan humor de una paginita y tal, y suelen hablar sobre la actualidad, de los políticos, etc,… y yo no tengo ni zorra de política, y me da una adversión total el hablar de todos esos vividores; aunque ya había hecho cómics sobre políticos anteriormente, ahora paso de ellos. Pienso que los políticos deberían dedicarse a la política gratis o por lo menos cobrar el sueldo mínimo estipulado, ¡Uf!, ¡como correrían a aumentar el sueldo mínimo!, creo que es lo primero que harían. Yo intento vivir como si la política no existiera, más bien creo en un estado anarquista, pero sostenible, eso sí. ¡Joder! ,sí, que idea acabo de tener: ¡La Anarquía Sostenible!, eso sería la perfección.
 
Como todo buen dibujante tendrás tus preferencias y autores favoritos. Dinos algunas de tus influencias más destacables.

Te los podría decir por orden, desde el principio; según la época de mi vida me han gustado más unos u otros. Yo a los trece años ya iba con mis páginas de cómic a ver si me las publicaban en el TBO, a lo largo de mi vida me han alucinado una serie de autores distintos. He ido descubriéndolos, al tiempo que me han ido forjando.
Al principio de todo me gustaba Boixar, el de Hazañas Bélicas, Benejam el de la familia Ulises, Vázquez, el de Anacleto agente secreto (que luego con el paso de los años trabajamos juntos en algunos proyectos y a pesar de ello nos hicimos amigos); también Hergé, el de Tin-tin, Hugo Pratt… De más mayor ya pasaron a gustarme Liberatore con su Rank Xerox, Andrea Pazienza, Crumb, Reiser, Copi, Wolinski (esos tres autores del Hara Kiri francés),… y también autores que, sin haber dibujado cómics, sí que eran de la onda comiquera, como Charles Bukowsky; en fin, mira, lo voy a dejar aquí porque no acabaría.
 
En un rincón del ring de boxeo está el cómic americano, en el otro, el europeo. Suena la campana, ¿por quien apostarías?

Por amor, al europeo. Deja que me explique.
Por un lado está la industria, los grandes empresarios del cómic y por otro el realizador de cómic como autor individual. América es América y la pasta manda. Nadie puede competir con los lanzamientos, publicidad, etc…, de las editoriales americanas (superhéroes y todas esas mandangas).
Pero hay entre los americanos autores cojonudos, muchos de los cuales se han venido a vivir a Europa huyendo de la industria destructora de los talentos libres americanos (normalmente se van a vivir a Francia): Shelton, el de los Freak Brothers; Crumb…
Por otro lado están los que siguen luchando desde america: Paul Hornschemeier, el de Madre, vuelve a casa (lo mejor que he leido en años); Ralf König el del Condón asesino; Burns; o Spiegelman, el de Maus…
Además, los autores americanos que escriben lo que les conmueve, mola, o como queráis expresarlo, tienen una ventaja con respecto a los europeos. Aquí, en Europa, un autor que venda poco, que la editorial ni siquiera llega a cubrir gastos con él, es que vende no más de 700 ejemplares. El mismo autor en EEUU, con el mismo éxito contenido venderá: 7.000 ejemplares; pues América es muy grande y todo es multiplicado por diez. Allí dicen: "Sólo hemos vendido 7.000, vaya mierda". Y aquí, vender 7.000 de un cómic de autor, ya se considera un superexitazo.
No obstante, lo de los superheroes comenzó, como quien dice como cómic de autor, que hay cosas buenas: el que me entusiasmaba era Bob Kane con su Batman, era muy personal, y si empezara hoy a mostrar estos mismos dibujos a una de esas macro editoriales de superhéroes de hoy en día seguro que le hubiesen dicho, tío, así no se dibuja un superhéroe.
El maestro americano de los maestros también es Will Eisner con su Spirit.
Richard Corben, Rand Holmes con sus historietas autobiográficas (mas o menos) de su época hippie. Luego están los humoristas de los que soy fan, ambos de la revista Mad: Don Martin y Prohias, con su espia contra espía. (la obra mas original del cómic de humor, desde que existe).
Una vez dicho estos piropos con respecto al cómic americano, voy a por el europeo, al que tengo tanto amor:
Genial Martin Veyron, y Sempé el tierno, Petillón con su personaje surrealista Petillón, Frank Margerín y su Ricky; y dentro de Europa también está España (creo): impresionante Gallardo, el de María y yo; Manolito Rastamán con su reciente álbum: "Cuatro días gamberros". Y también muy buenos, cuando se dedicaban al cómic: Pons, Nazario (el de Anarcoma), Martí y su personaje de El Víbora: Taxista. ¡Que tiempos aquellos!
 
El fenomeno del manga y anime (cómics y dibujos animados japoneses) ha inundado de Pikachus las estanterias del Toys´r´us y cambiado el rumbo de ciertas editoriales. ¿Que opinas sobre el manga japones?¿te imaginas un "Bohemio pero con Sushi"?

Hay un autor japonés, Yoshihiro Tatsumi, que de vez en cuanto lo publicábamos en la revista El Víbora, en la época que fui director de arte de la misma (ahora el tío tiene una librería de cómic alla en japón, la dirección exacta no la se). Las suyas eran historias inventadas, pero explicaba anhelos reales, sentimientos,… Me interesa ese tipo de cómic, sea real o no, pero que cuando lo agarres por las tapas, notes que palpita, ¡tum-tum, tum-tum…!. ¿me comprendes?. Me da igual que sea japonés, manga, europeo , americano… Lo que no me van son esos artistas plásticos metidos al cómic, sin nada que decir, pero que les quedan unas páginas visualmente cojonudas (como las que hacía yo cuando lo de Mario Gamma, El Griego). Luego te los lees y te daría igual leerte, por ejemplo un retablo barroco de madera de Santo Tomás de Aquíno. Bueno, al menos a mi no me dice nada.
 
¿Saldrá esta entrevista en algún cómic autobiográfico en un futuro?

Me gustaría poderlo contar todo. Que mi último suspiro coincidiera con que ya lo he llegado a contar todo: Me veo dibujando mi última página en la que estoy tumbado al tiempo que rotulando un bocadillo ininteligible que sale de un personaje amarillento, baboso, a punto de morir (o sea yo a los 98 años), rodeado de enfermeras, agachadas para poder oírme (yo hablando bajito expresamente para que se agachen más y les pueda ver bien el escote, y, Susanna, mi esposa, que me conoce bien, junto a ellas y delante de mi (agachada también y con escote, claro); pensando, en otro bocadillo: "Ramón nunca cambiará")…

Supongo que habrá sido una dura tarea el acabar este cómic que estás a puntito de lanzar, pero seguramente gratificante. Tras haber acabado ahora con este ¿Andas embutido en algún otro proyecto en estos momentos?

Sí, claro, ciento y pico de páginas y a color no se hacen de un día para otro, desde el primer boceto de la historia hasta el final realizado me he pasado… tres años. En cuanto salga "El arte de crial malvas", el próximo 14 de Noviembre (si queréis ver de que va lo podéis ver en: www.entrecomics.com) ya tendré muy adelantadas las correcciones de la reedición que va a salir el Mayo de año próximo de "Bohemio pero abstemio" y "Memorias de un hombre de segúnda mano"; Astiberri ha apostado por ello. Estos de Astiberri son la hostia, aman el cómic como nadie, cuidan las ediciones, yo con ellos me siento como nunca. Si queréis ver lo que hacen lo podéis ver en: www. astiberri.com.

Estoy corrigiendo todos los textos y remontando las páginas, ya que en los dos libros autobiográficos que he nombrado en realidad no iban correlativas según sucedieron los hechos; y aquí, en la edición conjunta de los dos cómics, si que irá todo correlativo. De esta forma quiero conseguir que el lector sienta lo que sentía yo, en la situación que vivía, más que en las ediciones anteriores de dichas obras. De cuando era pequeño, de cuando fui director de arte de la revista de destape LIB, de los problemas con la policía postfranquista, de cómo conocí a Berlusconi (cuando aún no era político ni nada), de mi primer divorcio, etc.
Ah, y también , a parte de la reedición de la que os he comentado, estoy escribiendo el guión de mi próximo e inédito cómic. Va de películas porno, bueno, no se si sabes… pero me contrataron los de Private para escribirles un guión y estuve trabajando con ellos en la producción de la película; hubo situaciones y personajes que creo que vale la pena que conozcáis; pero eso saldrá en el 2010.