Publicada en: LA VANGUARDIA
Fecha: 19 de febrero de 1999
Periodista: Rafael Wirth
Circunstancias: entrevista realizada recién publicado "Memorias de un hombre de segunda mano"

 

Ramón Boldú
Dibujante y autor de cómics

Ramón Boldú, dibujante y autor de cómics - La Vanguardia

Barcelonés, dibujante y guionista, autor de "Mario Gamma, el Griego" y "Bohemio pero abstemio", acaba de publicar su tercer libro de cómics, "Memorias de un hombre de segunda mano". Una autobiografía visual.

¿Por qué debemos escribir las memorias?

-Bueno, yo he pasado por este mundo y ante la posibilidad certera de la muerte he visto que esos pequeños momentos vividos, como tomar una taza de café, esos pequeños momentos, desaparecerán. Y un segundo antes de morir diría: si yo tuviera tiempo para hacer estas "tonterías"…, ¡cualquier momento "tonto" sería importante! Yo he recogido esos pequeños momentos para que los reviva quien quiera, y pueda. Bueno, y también escribo mis memorias por si me preguntan cosas de mi vida, de esta forma como que ya lo he explicado en mis memorias, solo tienen que leerlo para enterarse.

Y lo ha escrito y dibujado.

-Me gustan mucho estos autores que explican sus historias, que explican cosas de su vida. Si además de escribir hubieran dibujado para explicar mejor alguno de esos momentos y escrito con su propia letra, todo junto, como yo hago; me gustaría aun más.

¿Usted es mejor dibujante que escritor?

-No, yo soy mejor narrador que dibujante. Digamos que me considera un excelente guionista de humor, los críticos y algunos lectores. En el primer libro que hice me fijaba mucho en el dibujo y quería explicar tantas cosas…, pero me encontraba con aquella lentitud a la hora de hacer los dibujos tan currados, en acrílico… Ahora digamos que escribo y los dibujos los hago servir para decir cosas que no digo en los textos.

Pero en el cómic lo interesante debería ser el dibujo.

¿Por qué?, se debe referir a las portadas de discos, que es mas interesante el dibujo. O los cuadros de bodegones o retratos; pero un cómic es una historia, lo importante es lo que se cuenta, ya sea con el dibujo o con el texto, la misma importancia. Es como si me dijera que lo importante de un libro es la tipografía.

¿El cómic es la lectura del futuro?

-La gente que no entiende de que va o no lee cómics, piensa que el cómic es cosa para niños, dibujos infantiles, o dibujos de chicas en plan erótico o porno; por eso yo los dibujos los hago rápidos, a veces solo los insinúo, no los dejo claros del todo, a veces los dejo a medias y así el lector pone de su parte, con su imaginación. En los libros de texto ocurre lo mismo, los escritores te definen una escena pero no lo cuentan todo, y lo que no se cuenta el lector se lo imagina. A veces cuando se hace una película de un libro, que se ha leído, el lector que va a verla dice… me la imaginaba de otra manera.

Usted a escrito sus memorias.

-Sí. En los años setenta, cuando trabajaba en la revista "Lib", explicaba mis historias tragicómicas, lo que me sucedía cada día, a mis compañeros de trabajo y veía que se lo pasaban la mar de bien. Me dije que por qué no podía explicar todo eso en un cómic.

El cómic parece ficción.

-Los míos, no, pero sí, en general, es ficción; cómics de superhéroes, de guerra, de terror, de risa, de… ocurre como las pelis, y como la mayoría de libros. Lo único que es menos real de los míos es que pongo las expresiones bastante caricaturescas, digamos que mis personajes, aunque reales, sobre actúan un poco para que, aunque la cosa que esté explicando en aquella página sea seria, al lector le produzca una sonrisa.

Rafael Wirth